lunes, 5 de enero de 2015

Vino especiado, para calentar las tardes de invierno



Os traigo un vino especiado, algo distinto para empezar bien el año.

Al vino especiado, le podemos poner todas las especies que queramos, para aromatizarlo. Yo te propongo que
lo hagas con un vino joven, de estos que tienen 1 año y su sabor es más afrutado que los vinos de reserva o gran reserva, ya que su sabor intenso harán que se pierda un poco los matices que le introducimos.

Para los que no entendemos de vino, sabemos que cuando asistes a una cata degustas cada uno de los aromas que tiene, pero cuando estamos en casa o en un restaurante sólo podemos decir si nos gusta o no.

Yo  tengo mis favoritos y así no me equivoco cuando salgo a cenar, pero también me dejo aconsejar si el restaurante tiene un buen sommelier.

El vino especiado es ideal para meriendas, para compartir con una selección de galletitas o de quesos, como en este caso. Se suele tomar caliente, para contrarrestar este frío intenso del invierno.



 Te cuento como lo especié yo:

  • Una botella de vino tinto
  • 2 ramas de canela
  • 1 rama de vainilla abierta
  • unos 20 granos de pimienta blanca
  • unos 20 granos de pimienta de Jamaica
  • una cascara de naranja
  • una cascara de limón
  • 2 clavos de olor
  • 100 g de azúcar
Calentamos el vino con todas las especias despacito hasta que comience a hervir y justo en ese momento apagamos y dejamos tapado infusionando cuanto más tiempo mejor. De un día para otro es estupendo. Cuando lo vayamos a servir calentamos de nuevo e incorporamos el azúcar. 
Este vino se toma caliente, pues está pensado para contrarestar los fríos invernales, pero en casa con la calefacción puesta también está buenísimo je je.



Ya ves como no hacen falta grandes cosas para hacer que la tarde cambie de color. Al calentarlo el vino pierde parte del alcohol pero no del todo, pues realmente lo que hacemos es una "infusión". Así que si lo tomas en buena compañía no te asombres si todo te parece mas divertido!! je je 



Desde luego que si quieres sorprender, no hay nada más sencillo que un "vino especiado de cosecha propia".

Habéis sido muy buenos? Seguro que si, así que seguro que los reyes os traen un montón de cosas esta noche. Desde Acaramelada os deseamos mucha felicidad.

Gracias por estar siempre ahí (para nosotras es el mejor regalo). Besos mil.

Cualquier duda ya sabéis donde encontrarme en la Calle Santa Clara 6 de Madrid (junto a Ópera y el Mercado de San Miguel), por correo electrónico acaramelada@acaramelada.com y por si no te quieres perder nada de lo que hacemos...síguenos en las principales redes sociales.



8 comentarios:

  1. Nunca lo he probado y tengo mucha curiosidad, seguro que es una delicia.

    besos

    ResponderEliminar
  2. Ya está hecho para mañana con el roscón, jajaja. Qué olor a vino en toda la casa!

    ResponderEliminar
  3. Genial! Ahora mismo me tomaba yo un vasito... O dos! Jajaja
    Me lo apunto y aprovecho para desearos feliz año nuevo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapetona, brindamos para que este también sea un gran año para ti. muack

      Eliminar
  4. A mí me encanta este vino, la pega es que aquí en Madrid no suele hacer el suficiente frío como para poder disfrutarlo con la plenitud que se merece.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, en la capital no, pero te puedes subir a la sierra en plan pinic y ya verás...jja. Un beso

      Eliminar

Gracias por tu comentario, sin el no tendría sentido este blog.