martes, 16 de diciembre de 2014

Pastel de jengibre


Ginger orange cake

Tardes invierno de mantita, bizcocho y chocolate, ideal, ideal si además es con amigas ¿no?. Este bizcocho es raro que no le guste a alguien, tiene un suave sabor a naranja que
lo hace especial.

Una de estas tardes comentábamos lo curioso que es tener una tienda. Los comercios son lugares de encuentro, de historias, de las que se cuentan y de las que no...

Nada más inaugurar la tienda vineron a vernos todos los vecinos del barrio, era muy curioso, nos decían donde vivían, con precisión, como si en cualquier momento pudiéramos ir  tomar café con ellos. La tienda está en el casco histórico de Madrid, junto al Palacio Real. Es complicado pensar que en un "Madrid" tan grande, siga existiendo tanta vida de barrio. 

En estos casi dos años, podriamos contaos miles de historias y anecdotas...

Hay personas de las que después de varias visitas, nos van contando cosas de su vida y llegamos a considerarlos amigos...y de pronto un día desaparecen...y te empiezas a preguntar que habrá pasado. Eso nos ocurrió con un cliente al que veiamos con mucha frecuencia, pero un día dejó de venir, ahora ha vuelto y nos ha contado que se ha separado y que eso le ha hecho cambiar muchas cosas, entre otras dejó de visitarnos, ahora vuelve a retomar constumbres.

Os cuento la receta de este bizcocho:

110 g de mantequilla
225 g de jarabe de melaza
110 g de azúcar moreno
200 ml de leche entera
cascara de naranja
225 g de harina con levadura
1 cucharadita de bicarbonato
1 cucharadita de mezcla de especias (2 canela, 1 nuez moscada, 1 clavo, 1 jengibre)
1 cucharadita de canela
2 cucharaditas de jengibre en polvo
1 huevo 

Precalentamos el horno a 170ºC.
Engrasamos un molde y lo forramos con papel de hornear.
Tamizamos la harina con el bicarbonato y las especias y reservamos.
Calentamos en un cazo suavente la mantequilla el jarabe el azucar y la leche, hasta que se haya derretido la mantequilla. Añadimos la ralladura de naranja y dejamos templar.
Echamos el liquido sobre la mezcla de harina. Se mezcla y se añade el huevo que previamente hemos batido un poco.

Vertemos en el molde y horneamos 35 o 40´o hasta que pinchemos en el centro y salga limpio el palillo. Dejar enfriar en el molde 1 hora y desmoldar en una rejilla para que termine de enfriar.











Bizcocho con especies






Hemos vivido todo tipo de historias en estos casi dos años...otro día os cuento más. A ver si os animais a hacer este rico bizcocho.




Para cualquier duda, consulta o sugerencia podéis mandarme un correo a acaramelada@acaramelada.com , también estoy en las principales redes sociales 
Twitter , Facebook  y Pinterest.

Como siempre gracias mil por estar siempre ahí.

8 comentarios:

  1. Menuda pinta tiene este bizcocho!!! Las fotos son preciosas!! Es genial que todavía haya ese tipo de barrios en el centro de Madrid, parece que ya no quedaba ninguno. un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me alegra que te guste. Si, es curioso lo de este barrio, besazooo

      Eliminar
  2. Tiene una pinta deliciosa! Esta tarde me pongo a ello. En la recrta pones jarabe de melaza, te refieres a la melaza tal y como viene en el tarro? Con todas esas especias, el olor tiene que ser increíble! Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, la melaza tal cual está en el tarro. Y en efecto el aroma es genial!! Bss

      Eliminar
  3. Súper especiado sin proble ;-)) me encantan las especias.
    Un saludito

    ResponderEliminar
  4. me animo a hacer este bizcocho...no sabes cuanto me gusta el jengibre!! y a ver si retomo las costumbres y vuelvo por la blogosfera, que la tenía abandonada!! Besossss

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, sin el no tendría sentido este blog.