martes, 28 de febrero de 2012

La tarta que hacen los ángeles

Una tarta elegante y delicada , por dentro y por fuera... Angel food Cake..Un bizcocho  totalmente blanco. ¿quieres saber como lo hice?
Esta es una de esas tartas complicadas, pero que merece la pena hacer. El título es un juego con el nombre real Angel Food Cake y la paciencia y la maña que hay que tener para que todo salga bien, por eso conviene encomendarse a todo el arco celestial. En este caso me lancé a hacerla ya que tenía dos amigas intolerantes a la lactosa...y me pareció una buena opción























Necesitas:

12 claras de huevos
Una pizca de sal
1 y 1/2 cucharaditas de cremor tártaro
250 gr de azúcar
250 gr de harina
1 cucharadita de extracto de almendras
2 cucharadita de extracto de vainilla


Precalentamos el el horno a 170º . Tamizamos la harina un par de veces al menos y reservamos.

Batimos las claras con la sal y el cremor tártaro tamizado primero suavemente hasta que se incorpore y luego velocidad media hasta lograr punto de nieve suave o de picos blandos.

Tras esto y sin dejar de batir, bajamos la velocidad y  agregaremos los extractos, seguido del azúcar muy despacio y siempre batiendo. Una vez incorporado el azúcar deberían quedar las claras firmes y brillantes. Finalmente incorporamos la harina en dos veces finalizando la mezcla con las espátula en movimientos envolventes. !ya está lista para hornear! Serán unos 40 o 50 minutos. Estará hecho cuando la parte superior se dore y empiece a agrietarse. Nunca antes de los 40´comprobamos que esta hecho con el palillo. Sacamos el molde del horno y lo dejamos enfriar dado la vuelta. Como veis yo use un molde (siempre debe ser de aluminio) cuadrado, así que como no tiene las patitas lo que hice fue poner en cada esquina un mug del desayuno, por lo que conseguí dejarlo del revés y con aire por debajo. Se deja en esta posición una hora (poned avisador) y se voltea de nuevo. Para desmoldar el bizcocho se pasa un cuchillo por los bordes y se deja terminar de enfriar en una rejilla. Lo deje reposar toda la noche en la nevera.
Para rellenarla, compota de manzana y nata montada sin lactosa.
La cubrí de nata montada sin lactosa, y la adorné con moras y fresas, confitadas, consiguiendo que el jarabe de fresa tiñera de rojo la tarta 










Mi marido no merecía menos, esta fue la tarta de cumple...muchos repitieron.
Por cierto el precioso cakestand me lo regalo mi hermana por reyes y además es la autora de las fotos y del procesado.

Si te ha gustado te pueden intersar mis otras recetas de tartas.

Gracias por leerme.



9 comentarios:

  1. Qué preciosidad de tarta y qué blog más interesante, te sigo. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Paula, la verdad es que adems de bonita quedo riquisima. gracias por quedarte en mi casita
      Besos

      Eliminar
  2. Que punto le da el jarabe que cae sobre la tarta, muy bonita, una señora tarta...

    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no sabes que sufrimiento para que los chorreones quedaran bien, que de jarabe callendo sobre la tarta a churretones solo hay un paso je je
      Besos

      Eliminar
  3. Ohh, no conocía este Blog, he llegado por casualidad y me he quedado gratamente sorprendida!! Que ricoooo!! Me quedo encantada a seguirte!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te guste mi blog, gracias por quedarte por aqui, espero que sigas viendo cosas que te gusten.

      Eliminar
  4. Uau!! que buena pinta de tarta!! me comería un pedacito ahora mismo!
    Me gusta tu blog tienes muchos dulces buenísimos.
    Bss
    Susanna.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te guste, y eso porque no la has visto por dentro, es de las que no quedo ni un cachito para hacer foto del corte. Esponjosa, ligera, sabrosa....riquisima.
      BSS

      Eliminar
  5. tiene buena pinta segura que esta rica

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, sin el no tendría sentido este blog.